Ayúdanos a difundir :)

Storytelling

El arte de contar una historia. Saber usar el relato para captar la atención de los oyentes o lectores. Conectar con tus usuarios a través de una trama que los mantenga expectantes a todo lo que tienes que transmitirles.

Esto, aunque parece moderno, no es nada nuevo. Es una de las técnicas más antiguas que existen. Conectar, emocionalmente, a través de una historia es milenario. Lo usaban en las pinturas rupestres y lo usaron en La Biblia.

En la actualidad, todas las empresas o proyectos necesitan un mensaje y necesitan comunicarlo a través de un  medio  o canal. Y, todos lo queremos hacer de forma estratégica para llegar a nuestro público objetivo. ¿Cuál es el  objetivo? Las conversiones. ¿Cuál es el problema? La infoxicación.

Storytelling, maya angelou

Una historia bien contada despierta el interés y hará que el lector se pueda sentirse identificado en ciertas partes de la historia. Además, es importante despertar emociones. La clave está en que podamos conocer, cada vez más, a nuestra audiencia. Nuestro público es un grupo de personas que siempre tiene algo en común.  Cuando usamos storytelling generamos una relación donde  también permitimos al usuario ser parte de nuestra historia, de nuestro mensaje. 

¿Cómo usamos el storytelling?

Cuando queremos contar un tema complejo lo mejor es que pongamos ejemplos, y busquemos una historia que pueda explicar todo lo que queremos contar. De esta manera todo será más fácil. Necesitamos una narrativa, un ambiente, personajes, obstáculos, conflictos y un desenlace. 

Algunos tips para que nos resulte más fácil

  1. Tienes que llevar al lector de un punto A hasta un punto B. Necesitas un orden cronológico: introducción, desarrollo, conclusión. Recuerda que el mensaje cuanto más fácil mejor. Tienes que transmitirlo de forma clara, ordenada, directa. No interrumpas continuamente al lector. Haz una historia fluida. 
  2.  Debes introducir aspectos con los que tu público va a sentirse identificado: problemas a los que se ve expuestos. Conflictos que tiene en la vida. Soluciones que busca a temas que le preocupa.
  3.  Transmite sensaciones positivas.  Las  historias que transmiten emociones positivas son más compartidas. Y, además, los lectores o espectadores sienten mayor motivación.
  4. Contenido interactivo. Así puedes presentar información aburrida de manera entretenida y original. Puedes estimular incluso la decisión de compra de un usuario. 

Existen diferentes tipos de storytelling

Podemos distinguirlos por la naturaleza de las historias que cuentan. ¿Qué tipo de historia apoyará el mensaje que quieres transmitir? 

Puedes contar una historia inventada, de ficción. Apoyarte en situaciones inventadas y personajes ficticios. O puedes usar un relato histórico. Como el spot de Estrella Galicia de 2015,  donde hace un repaso de toda su historia hasta llevarte al punto en el que se encuentra. De esta manera la marca levanta nostalgia, emoción y le da importancia a su producto porque recalca todo lo que sabe sobre él y la reputación que tiene. Otras marcas apuestan por las situaciones reales en las que se consume el producto. Con este tipo podemos lograr que el espectador o lector se vea reflejado en la situación que ve o lee. 

Otra opción es mostrar los valores y principios de la marca, asociarlos con alguna emoción. El mejor ejemplo para este tipo de storytelling es: Nike. Los protagonistas de sus historias encarnan los valores. La personalidad de los protagonistas representan a la marca. Se posiciona por la potencia de sus valores. 

 

No te pierdas nada